“El kilo de arroz aumentó hasta un 78% . El aceite comestible, hasta en un 61%. La sopa de pasta, 63%. El huevo blanco, 33; el cereal, 33%. También el papel higiénico, 37%, enumera Mariana Gómez del Campo. 

La senadora continúa: “Estos son solamente algunos de los productos que han incrementado su precio haciendo que el dinero de los mexicanos no rinda igual. Pero también la tortilla, el pollo, las verduras, la luz, el gas y cientos de productos que utilizamos a diario afectando así el bolsillo de las familias mexicanas.” 

Del Campo menciona que “durante este año estamos viviendo la peor inflación en los últimos 20 años. La economía no crece, no hay más empleos y tampoco mayores ingresos.  

“La última cifra de noviembre registró una inflación de más del 7% cuando el objetivo del banco de México era mantenerla por debajo del 3%.  

“La política económica de este gobierno nos ha puesto en el tercer lugar de América latina con los niveles más altos de inflación anual solo por debajo de Argentina y Brasil, países en los que por cierto ya hay mucha pobreza, desempleo y la economía está paralizada. 

“Muy lejos ha quedado la promesa del presidente de que primero los pobres pues son ellos los más afectados por sus pésimas decisiones”, concluye la senadora.

#OPINAenDICES