Futuro de las pensiones, gran reto

En el marco de la Cuarta Convención Nacional de Afores, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, declaró que sería necesario analizar la posibilidad de aumentar la edad de retiro a fin de incrementar el monto de las pensiones. El presidente López Obrador, salió a desacreditarlo. Sin embargo, Enrique Díaz-Infante se pregunta si es inevitable dicho aumento. 

De acuerdo con el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, CIEP,  gastamos 4.1% del PIB en pensiones, para entender si es mucho o poco, habrá que mencionar que en 2017 se gastó el 3.4% y que se prevee gastar el próximo año 2.5% del PIB en salud y 2.9% en infraestructura, por lo que, considera Díaz-Infante, se está cometiendo una gran injusticia intergeneracional ya que se está retirando recursos para salud e infraestructura para pagar pensiones. 

Esta injusticia intergeneracional, como la llama Díaz-Infante, que se da en detrimento de la formación de capacidades de los más jóvenes y que afecta el crecimiento del país, no es la única, ya que también existe una injusticia en el monto de la distribución de recursos públicos para jubilaciones: los jubilados de Pemex, CFE, ISSSTE, IMSS y Banca de Desarrollo, son jubilados de lujo ya que el monto de sus pensiones no corresponde con las contribuciones realizadas por los beneficiarios durante su vida laboral.

Los jóvenes que se van a jubilar  por el sistema de contribuciones definidas y no por beneficios definidos como los anteriores, van a recibir una pensión que se calcula según la OCDE en el 26% de su último sueldo. La misma OCDE calcula que para jubilarse con el 50% del último sueldo se tienen que hacer contribuciones de entre el 13 y el 17% . Sin embargo, los jóvenes aportan hoy en dia 6.5% y esto no les va a dar más que para jubilarse con el 26%. 

Te recomendamos leer esto:  Enfrenta Guardia Nacional doble batalla

Dadas las dinámicas demográficas y el acotado espacio fiscal, es claro que existe una necesidad apremiante de extender la edad de retiro. Díaz- Infante asegura que el presidente está consciente de esto, pero no es de esperarse que haga aumentos en el monto de las aportaciones ni en la edad de retiro o que haga una necesaria reforma hacendaria que incremente el IVA a alimentos y medicinas y lo compense con seguridad social universal dados los costos políticos que esto puede tener.  El presidente esperaría a que pasen las elecciones de 2021, pero tal vez para entonces, advierte, ya será demasiado tarde y haya desperdiciado el capital político que tiene actualmente.

#OPINAENDICES