Con la #LeyZaldívar el Presidente se entromete en las decisiones de la Suprema Corte y del Legislativo, lo que  técnicamente significa un golpe de Estado porque instala un poder supremo que se debe impedir; lo que México debe hacer es defender la separación de poderes, refiere Jesús Ortega.

El expresidente nacional del PRD nacional refirió que Andrés Manuel López Obrador reconoció que fue el autor de la reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

“Lo dijo orgulloso y se vanaglorió de su autoría. Aun sabiendo que esta reforma es totalmente contraria a la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos”, indicó.

A través de esta reforma, explica Ortega, se extiende el periodo del Ministro Arturo Zaldívar como presidente de la Suprema Corte de Justicia, cosa que no lo permite la Constitución.

“La intromisión del Presidente de la República en decisiones que sólo corresponden al Poder Judicial y la intromisión en decisiones que sólo corresponden al Poder Legislativo significan técnicamente un golpe de Estado, porque se está instalando un poder supremo por sobre el Poder Judicial y por sobre el Poder Legislativo”, refiere.

Ortega considera que en el país se está instalando el “Poder Supremo” en la Presidencia de la República, lo que no está permitido la Constitución.

“Hay que impedir que se instale un poder como el de un rey, el de un soberano, el de un emperador al que tengamos que llamar su alteza serenísima. Hay que recuperar la República de la separación y del equilibrio entre los poderes”, insta.

#OPINA