Uno de los problemas más graves que hemos vivido en la presente administración, de los más dolorosos, de los que más nos han lastimado, es la ausencia de medicamentos para atender a los niños con cáncer. Llevan desde finales de la administración de EPN y durante todo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador padeciendo por la ausencia de medicamentos que antes les eran suministrados de manera puntual.

Además todos sabemos que el cáncer es una enfermedad brutal que pone en riesgo la vida de los seres humanos y que requiere de una meticulosa atención médica donde la diferencia de días en la administración de los tratamientos que los chavos requieren para salir adelante puede ser la diferencia entre vivir o morir

En algún momento conoceremos cuántos niños podrían haber vivido y hoy ya lamentablemente no están con nosotros por irresponsabilidad de esta administración. Por eso es intolerable, inaceptable, que después de tantos periodos de ausencia de medicamentos hoy el gobierno del presidente López Obrador nos venga a decir que les robaron una bodega completa con medicamentos oncológicos para niños con cáncer. 

Justo los medicamentos que habían estado pidiendo reducir reproducción al 80% justo los que no había surtido la administración.  Resulta que ahora los traen, se entera la delincuencia, se los roban y dice el Presidente que le parece muy raro.

A nosotros no nos parece raro, es parte de la ineptitud y estulticia de esta administración. Pero es su obligación remediarlo. La vida de estos niños es responsabilidad de esas autoridades ineptas, corruptas e ineficientes. 

#OpinaenDICES

Te recomendamos leer esto:  RECURREN A LAS MISMAS PRÁCTICAS