Con la Biblia en una mano, y fajos de billetes en la otra, fue balconeado Pío López Obrador al recibir la billetiza para apoyar al partido Morena. Dinero que no fue registrado ante el INE pero sí registrado en la biblia que Píox siempre traía celosamente bajo el brazo. David León quien le entregó el dinero, nada zonzo, le pidió permiso para retratar la biblia.

 En el periodismo hay una máxima que dice: “Sigue el dinero y encontrarás sorpresas”. La traducción en este caso es consigue y sigue la biblia y a más de una docena de personajes se les va a caer los calzones por involucramiento.

 Hace un par de años fue descubierta una gran red de corrupción asociada a los Krishners, cayeron y fueron encarcelados ministros, políticos y pontentados. Un chofer que vivió de cerca la danza y la entrega de los millones en maleta, bolsitas y sobres, al final de cuentas soltó la sopa. Pero lo que hizo la gran diferencia es lo que después dio el nombre a este emblemático caso, los cuadernos de la corrupción. Cada transacción era apuntada en los cuadernos y cada página se convirtió en una verdadera joya para los investigadores.

En la captura del famoso criminal Nacho Coronel en Jalisco, en su casa de colinas de san Javier se encontró una serie de libretas que daban cuenta transacción por transacción del dinero que entregaba tanto de nómina como a sus principales amigos. Esas páginas se convirtieron en piezas invaluables para la investigación.

En el caso Pío López Obrador al menos hay dos denuncias interpuestas ante la autoridad electoral por posible financiamiento ilícito al partido Morena, pero también hay dos cosas ciertas.

Te recomendamos leer esto:  Exigen indagar a más funcionarios por #EstafaMaestra

La primera es que Pío López recibió dinero de David León quien insistentemente le pidió que le avisara al licenciado. Ese es un tema confeso. La segunda, es que las transacciones según Pío López Obrador fueron registradas en su biblia, por lo tanto ahí está registrado quién dio, cuántas veces y cuánto. 

Presidente, usted dice ser intolerante ante la corrupción, pues lúzcase, es su momento pida en la mañanera que recojan y exhiban página por página todos los registros de la biblia que su hermano tan celosamente registraba y guardaba. Presidente, en este caso, está quedando usted muy mal.

#OpinaEnDICES