La pandemia dejó lecciones a México para considerar frente a futuras emergencias sanitarias, estima el exsecretario de la OCDE, José Ángel Gurría.

Lo que necesita el país, respecto del manejo más efectivo de la pandemia es, primero, mayores recursos para el sector salud, y crucial, la disponibilidad de vacunas y cómo distribuirlas.

“Lo más importante es que estemos preparados para la próxima, porque habrá una próxima y tenemos que aprovechar, tenemos que aprender de las experiencias de ahora”, refirió.

Gurría agrega que también se debe trabajar para contar con hospitales mejor equipados: camas y cuartos de cuidados intensivos, así como doctores y enfermeras.

“Estos son algunos de los temas en los cuales están enfrentando pues prácticamente todos los países del mundo, todavía hoy se siguen enfrentando”, asegura.

El exsecretario general de la OCDE refiere que se creía que los países que tienen 70% de vacunación ya adquieren una especie de inmunidad y no es así.

“Resulta que ayer 65 mil alemanes se infectaron, en un país totalmente desarrollado y un país que es una de las fuentes de donde salieron las vacunas”, explica.

En un país como México, puntualiza, el problema principal fue que no se tenía disponibilidad de las vacunas, porque no nos formamos en las colas en donde había que pagar por adelantado miles y miles de millones de dólares para poder tener derecho en caso de que funcionaran las vacunas.

“El principal problema fue la disponibilidad de vacunas y por supuesto un sistema de salud más frágil, un sistema de salud más vulnerable que los que tenemos en otros países del mundo”, comenta Gurría.

Te recomendamos leer esto:  Ante populismo, valores del liberalismo

#OPINAenDICES