DICESMX

Van dos Leyendas urbanas y un dato duro. 

Primero: AMLO está evaluado muy alto. 

No es cierto. En el mismo periodo de tiempo, el mejor evaluado es Felipe Calderón con 66% y le sigue AMLO con 62%. Es de pena ajena que a 26 meses del poderoso gobierno de la 4T el archienemigo de Andrés siga mejor evaluado que él. 

Resulta intrigante que con resultados «evidentemente» desastrosos en muchas materias, AMLO esté en los sesentas. Seguro efecto de los AMLOvers, pero ojo, no está rankeado como un Crack.

Segunda: La popularidad de AMLO jalará a los candidatos el 6 de junio. No es cierto. En serio, las elecciones intermedias se resuelven en cada Estado y Municipio. La política local se arregla y se vota allá mismo.

AMLO sabe que sus resultados no le alcanzan y por eso se desgañita en las mañaneras, en contra de todo y contra todos. Y sostiene a los Siervos como su ejército electoral.

El showman de las mañaneras anda enojado y mucho, porque acelera y acelera, pero no avanza.

Ahora el dato Duro: En la elección del 2018, la abstención fue de 36.5%, fue mayor a la votación obtenida por AMLO. El 6 de junio puede ser peor, pues en las elecciones intermedias el abstencionismo es mayor. Llega hasta al 52%. Estamos a 80 días de la elección. Salgamos a votar pues es el antídoto al voto maiceado, al comprado, al corporativo. Esto está empezando y la moneda está en el aire.

#OPINA