Es cierto que es un presidente con mucha popularidad pero la popularidad no significa resultados y últimamente lo vemos bastante irritado, señala Manuel Díaz. 

El consultor enumera todo aquello que le causa esta irritación al Presidente:  

“Basta decir lo que pasó con la reforma eléctrica que prefirió patearla cuando se dió cuenta que los legisladores ni de su propio partido lo iban a apoyar. 

“Las bodas y derroches. Cómo le irrita ver qué son muy parecidos. Gente en la Fórmula 1, gente en bodas de lujo, paseando por el mundo con dinero en efectivo y sí, son de su administración. Y nos preguntamos dónde queda esta austeridad que tanto habla. 

“Los datos de Sembrando Vida. Miles y miles de hectáreas que se han destruido y deforestado, a cambio no se ha sembrado ni se ha cultivado nada de lo que se ha hecho.

“Santa Lucía, seguimos sin las certificaciones, siguen las críticas mundiales y dos aerolíneas anuncian apenas un par de rutas, sobrecostos y no hay una sola denuncia de la supuesta corrupción que dijo que iba a demostrar y por lo que cancelaba el aeropuerto de Texcoco. 

“Alejandro Gertz Manero. Encarcelando injustamente a Alejandra Cuevas, lo que hizo contra los científicos sin ni una sola prueba y pura especulación.  

“Los datos económicos. Doble de inflación, ahuyenta la inversión extranjera, ha salido un capital tremendo de trabajo estamos viendo que el crecimiento no va a ser ni siquiera el 6% va ser del 3.5” 

El punto máximo, señala Díaz es el caso Lozoya: “Agarrar en total complicidad e impunidad gozando de lujos a un delincuente confeso como emilio lozoya que haya tenido que una muy valiente periodista lo haya sacado en una foto para que pudiera entrar a una cárcel preventiva caray lo tiene muy enojado” 

Te recomendamos leer esto:  Morena, mayoría servil

“Debería Andrés Manuel enfocarse en resultados y no en puro discurso de mañanera”, concluye Manuel Díaz.

#OPINAenDICES