La política social de México, que antes daba resultados, se convirtió en una entrega constante de dádivas con la única finalidad de mantener el mercado electoral de López Obrador y la 4T para mantenerse en el poder, consideró Oswaldo Ríos.

El analista en asuntos públicos y docente señaló que, a pesar del lema,

“Primero los Pobres”, ha aumentado significativamente el número de personas en condición de pobreza.

“(Un total de) 3.8 millones en los últimos dos Años, según el Coneval, y de manera global millones de personas que se debaten cotidianamente entre la sobrevivencia y la ruina en los ingresos”, detalló.

Por el contrario, dijo, se invierten miles de millones de pesos en dádivas sociales que no se reflejan en una mejora de calidad de vida de las personas.

“Esto ocurre porque tomó una decisión equivocada: desmantelar y destruir la política social que venía dando resultados, pequeños pero significativos y positivos, de los gobiernos que él llama “neoliberales, y que ahora en el gobierno de la demagogia populista son un verdadero fracaso”. 

Aseguró que la anterior política social tenía criterios como focalización, corresponsabilidad, perspectiva de género, transparencia, rendición de cuentas y contraloría social.

“Hoy día, las dádivas que entrega el gobierno se realizan solamente con una finalidad electoral; de tal manera que en el roto plazo habrá cada vez más pobres, porque finalmente son los pobres el mercado electoral cautivo de López Obrador”.

La pregunta es ¿Y el país? ¿y el futuro? ¿Y esas familias? ¿y el mañana? Eso a López Obrador y a la 4 T no le importa, a ellos lo único que les importa es perpetuarse en el poder y mantenerse con mayorías absolutas que no los contradigan”, concluyó.

Te recomendamos leer esto:  REPRUEBAN UNIVERSIDADES DE AMLO

#OPINAenDICES