Al postular a Félix Salgado Macedonio para gobernador de Guerrero, Morena y el Presidente Andrés Manuel López Obrador confirman que no les interesa la democracia, la justicia ni los derechos de las mujeres: pervierten la política por apostar sólo a ganar elecciones, considera David Brondo.

El periodista y consultor refiere que designar a un oscuro personaje acusado de abusos, acoso y hasta de violación, sólo porque es popular y un fervoroso seguidor del Presidente, es una perversión de la política.

“Que tenga acusaciones de violación y pesen denuncias públicas sobre él de presuntamente haber brindado protección a capos del crimen cuando fue Alcalde de Acapulco, es lo de menos, Morena sólo quiere apuestas seguras en las urnas”, refiere, “la postulación de Salgado es una afrenta a la sociedad y muy particularmente a las mujeres”.

Brondo apunta que esa candidatura revela el desprecio a las luchas femeninas de un partido y un gobierno que lo mismo cierra las estancias infantiles y elimina los apoyos del cáncer de mama, que minimiza los feminicidios y las acusaciones de abuso sexual.

“Desde Morena y el gobierno ni siquiera se pide una mínima investigación a las acusaciones. La postulación de Salgado es un acto brutal y cruel; sin embargo, la verdadera tragedia sería que los seguidores de Morena y AMLO elijan a este personaje como gobernador, este escenario sería devastador, sería abrir la puerta del gobierno de Guerrero a una visión retrógrada del poder en el que no importan los derechos ni los reclamos de las minorías”, asienta.

Brondo asegura que legitimar a Salgado Macedonio sería un quiebre en la vida política del país, y no se vale ganar una elección a costa de sepultar la democracia, la transparencia y el respeto a las minorías.

Te recomendamos leer esto:  Preocupa Presupuesto de corte clientelar