Con la desaparición del Instituto Nacional de Desarrollo Social, Indesol, el gobierno de Andrés López muestra el miedo a los ciudadanos a los contrapesos del Estado que encabeza, consideró la activista Paola Migoya.

“López desaparece el Indesol. El Indesol fue creado en 1992 como una exigencia y conquista de la sociedad civil organizada. No hay democracia si un gobierno está decidido a acabar con nuestros derechos y nuestras libertades, que eran en gran parte garantizados por instituciones como el Indesol.

“López no entiende que no son concesiones, son conquistas de la lucha ciudadana a lo largo de muchos años para hacer frente al autoritarismo y llenar los vacíos del Estado. El Indesol era una pieza clave para el fortalecimiento de la participación ciudadana y para un mejor país”, dijo.

Migoya consideró que el Indesol era esa bisagra donde se conjuntaban los proyectos de visión comunitaria y fortalecer el tejido social, donde el Estado no tiene la capacidad. 

“Es un error pensar que la única legitimidad para participar sea mediante puestos de elección popular como lo ha señalado el presidente. Eso es no entender el rol de la ciudadanía, los colectivos sociales son los que impulsan las grandes transformaciones del país. 

“El miedo que le tiene este Presidente a la organización ciudadana se refleja en la destrucción institucional de nuestras instituciones democráticas”, agregó.

Expresó que es sumamente grave y sobre todo es una muestra más de que el camino es la dictadura. 

“Es un error pensar que los contrapesos es debilitar al Estado cuando es al contrario, fortalece y sobre todo, construyen sociedades más equitativas”, concluyó.

Te recomendamos leer esto:  Decisiones vs confianza

#OPINAenDICES