El gobierno presume como logro que los paisanos envían más remesas a México, cuando ese hecho debería dar vergüenza en un país que no puede contener la migración, que desestima la creación de empleos y ocasiona que las inversiones también huyan al extranjero, reflexiona Manuel Díaz.

El empresario y columnista refiere que recibir más remesas cada año demuestra que es un fracaso que muchas de las familias en México tengan que recibir dinero de parientes y amigos en el extranjero.

“Por primera vez en 10 años más mexicanos están migrando a los EU de los que están regresando, esto es terrible. Nos habla de la fuerte máquina generadora de pobreza en que se está convirtiendo la 4T y Morena: llevar a los mexicanos nuevamente a dejar su país, sus raíces en busca de oportunidades que este gobierno simplemente no se las está dando”

Díaz considera que hay una necesidad urgente de corregir el trato hacia los transmigrantes, quienes vienen principalmente de Centroamérica y sufren todo tipo de vejaciones

El empresario lamenta que también estén migrando los inversionistas y tengan que guardar sus capitales en el extranjero ante la incertidumbre que genera este gobierno. 

“Está migrando la inversión extranjera a otros países porque no tienen certezas: un día les cambian las reglas y el otro también”, afirma.

Díaz refiere que como país no se puede seguir castigando la inversión, el emprendimiento, las ganas de salir delante de nuestra gente con políticas públicas que nos hacen depender de apoyos y de subsidios.

“Es muy grave que en vez de fomentar, promover la riqueza, la condenemos y la restrinjamos”, sostiene.

Te recomendamos leer esto:  Compras públicas como palanca de desarrollo

#OPINA