Las elecciones en Coahuila e Hidalgo, el pasado 18 de octubre nos dejaron varias lecciones, la primera es que a pesar de la pandemia decenas de miles de ciudadanos acudieron libremente a ejercer su derecho a elegir a sus representantes, que voluntariamente más de 50 mil ciudadanos fungieron como funcionarios y funcionarias de casilla, y que la autonomía del Instituto Nacional Electoral es importante para la democracia de México”, comentó Avi S. Borges, asesora política.

La segunda lección, agrega, es que el partido del Presidente no es invencible, aunado a que su proyecto de “transformación” no ha logrado permear en todos los estados.

Avi, quien también se dedica a la creación de contenido digital para redes sociales, refiere que si bien Coahuila e Hidalgo son bastiones priistas, de 2018 a 2020 Morena redujo considerablemente su nivel de votación; es decir, ni todos los programas clientelares del bienestar pudieron contra el poder ciudadano.

Una tercera lección, considera, es que el PAN, que para muchos es una opción viable, o por lo menos ese se suponía, se estancó, que la izquierda que representa el PRD se desvanece, y que Movimiento Ciudadano no figuró, no comunican, no transmiten, no convencen. “La elección de 2021 cada vez está más cerca, habrá 10 partidos políticos en la boleta y así como no queremos a la actual mayoría, que sí roba, que sí miente y sí traiciona, tampoco queremos regresar al pasado de un partido hegemónico, necesitamos una oposición responsable, plural que trabaje para resolver los problemas económicos, de salud, de inseguridad, de desempleo y de medio ambiente que hoy aquejan a la mayoría de los mexicanos”, aseguró la asesora política. 

Te recomendamos leer esto:  Enfrenta Guardia Nacional doble batalla

#OPINA