Sexenio tras sexenio, antes de cada Informe de Gobierno, relucen las frases y dichos enfocados a que los mexicanos viviremos mejor; sin embargo, no ha sido así, sostiene José Ignacio Rasso.

El empresario y columnista refiere que con Felipe Calderón se repitió hasta el cansancio que viviríamos mejor, y no ocurrió. La guerra contra el narco queda como muestra.

Agrega que tampoco que por repetir que lo bueno cuenta, como pedía Enrique Peña Nieto, se traduciría en menor impunidad y menor corrupción. La Casa Blanca y Ayotzinapa hablan por sí solos.

“Hoy, con el tercer informe de gobierno de López Obrador, nos dice que ha sido un gobierno de hechos y no palabras. Desgraciadamente se siente distinto”, comenta.

Rasso detalla que este año van 159 conferencias matutinas llenas de palabras y más de 56 mil afirmaciones falsas.

En los hechos, apunta, nos dirigimos a la militarización del país. Y con la desaparición del seguro popular hay 15 millones más de mexicanos sin acceso a la salud.

“En el último mes se suman casi mil 300 personas más desaparecidas. En los hechos van más de 90 mil homicidios dolosos en este sexenio y los feminicidios no cesan. La red de distribución de medicinas sigue sin funcionar”, ennumera.

Además, recuerda que hay 3.8 millones más de pobres y 2.1 millones más en pobreza extrema

“A medio camino son muy pocos los hechos, como el aumento al salario mínimo, la recaudación a grandes contribuyentes o la regulación del outsourcing. En el balance son muchas palabras y muy pocos hechos”, asienta Rasso.

#OPINAenDICES