Cómo todos saben el presidente Andrés Manuel ayer rindió su tercer informe de gobierno. Este debería de ser el pináculo de la rendición de cuentas en cualquier democracia, sin embargo, el presidente se ha encargado de hacer de este evento un acto de propaganda, de mentiras y otros datos que no vale la pena ni siquiera tocarlos por lo absurdos que son. Lo que sí vale la pena es decirle a ustedes en dónde estamos parados y porque yo creo que hemos retrocedido gravemente en estos tres años de gobierno, señala Marietto Ponce. 

El especialista en proyectos de inversión enumera: 

  • Seguridad. Más de 95 mil muertos y el ejército en las calles no podemos hablar de que la violencia está controlada.
  • Salud. El país atravesó por una pandemia pero en esa pandemia el gobierno federal ha destinado o ha gastado el 8% menos de los recursos que el año pasado eso es increíble y los resultados están a la vista, una pandemia que en sus cifras oficiales tiene más de 250 mil muertes y en las extraoficiales el exceso de mortalidad puede ser que lleguemos a más de medio millón de muertes provocados por la pandemia que en muchos casos era evitable. El desabasto de medicamentos es generalizado y lleva ya un par de años. De ese desabasto lo que más me duele es ver a los niños con cáncer sin tratamiento oncológico. Muchos de esos niños han muerto justamente porque depende su vida del tratamiento y el desabasto no se justifica bajo ninguna circunstancia ni siquiera con el pretexto del combate a la corrupción
  • Economía. La economía está absolutamente detenida y así lo muestran todos los indicadores, no importa que diga el presidente, el PIB cayó y los empleos no se han recuperado, eso quiere decir que el presidente no ha generado un solo empleo en los tres años de gobierno que lleva. 
  • Pobreza. El Coneval acaba de sacar otro dato en el que 3.8 millones de mexicanos pasaron de ser clase media a la pobreza
Te recomendamos leer esto:  Morena: fábrica de pobres

En resumidas cuentas nada bueno ha pasado en este gobierno y yo creo que es momento de exigir de forma contundente al presidente que se ponga a trabajar, concluye. 

#OPINAenDICES