DICESMX

“En su afán por complacer al Presidente, los diputados de Morena están dispuestos no sólo a perder a dignidad, sino avasallar también los derechos fundamentales de la gente”, expresa David Brondo.

El periodista y consultor explica que los legisladores morenistas han propuesto una serie de reformas sin sentido a la ley de amparo, con el pretexto de que los amparos pueden obstaculizar judicialmente los principios de austeridad o los proyectos de la llamada “Cuarta Transformación”, como el funcionamiento de las empresas productivas del Estado, ya sean CFE o Pemex.

En el fondo, agrega Brondo, buscan sólo complacer al Presidente y acentuar el dominio del Estado sobre los ciudadanos, dado que “el derecho, la democracia, las instituciones, no les importan”.

Ahora que jueces han otorgado a particulares amparos contra las reformas que pretenden revivir el monopolio de la CFE y echar por la borda los proyectos de energías limpias, detalla, a los diputados no se les ocurre otra cosa más que ir contra el juicio de amparo.

“No reparan en la importancia del amparo como una herramienta fundamental del Derecho para luchar contra actos ilegales, acciones inconstitucionales y arbitrariedades del Estado, y también para resguardar el derecho de los ciudadanos a la igualdad, a la libertad, a la seguridad pública y a la propiedad”, expone.

El periodista y consultor asienta que dichos diputados ven el mundo al revés: cada vez quieren más Estado, más gobierno y menos ciudadanía.

“No podemos permitir que en su radicalismo y en su lambisconería, Morena se empeñe en construir una realidad a modo para el Presidente y sus caprichos a costa del estado de Derecho”, afirma.

“Defendamos el amparo como lo que es: Una de las instituciones más importantes nacida de las luchas históricas por la democracia mexicana”, concluye.

Te recomendamos leer esto:  Urgen contrapesos al gobierno

#OPINA