El más reciente video del hermano del Presidente Andrés Manual López Obrados, Martín, recibiendo dinero, en efectivo, subrefugiamente en la clandestinidad, es un acto que solamente puede cometerse así porque es ilegal, es la constatación, una vez más, que la lucha anticorrupción del gobierno federal, es un fraude monumental, considera Oswaldo Ríos.

Por eso, de acuerdo con el analista en asuntos públicos, al Presidente le molesta tanto la prensa libre.

En el caso de Carlos Loret, precisa, es capaz de no tener ninguna atadura para publicar un video incómodo que va directamente a la línea de flotación del falso discurso, de falsa moralidad del Presidente de México.

“Por eso no quiere organismos de transparencia que le hagan rendir cuentas a él y su familia de lo que han vivido en los últimos años”, agrega.

Ríos señala que AMLO tampoco quiere una fiscalía de justicia autónoma que persiga los delitos con independencia del nepotismo y la protección del poder presidencial.

“El presidente en campaña decía ‘Honestidad Valiente’, hoy que tiene el ejercicio en el cargo, lo que vemos es corrupción  cobarde. Para Andrés Manuel López Obrador: primero los sobres”, concluye.

#OPINAenDICES