El derecho al voto es una conquista ciudadana para decidir quién debe representar y gobernar a los mexicanos; este 6 de junio hay que hacer uso de esa poderosa herramienta para impedir que desde Palacio se tomen las decisiones a costa de toda la nación, sostiene Jesús Ortega.

El expresidente nacional del PRD detalla que el derecho a voto no fue un regalo, no fue una graciosa concesión de poder, de autoridad o de gobernancia alguna, sino una conquista de mujeres y de hombres libres que decidieron dejar atrás su condición de siervos, de servidumbre para, en sentido diferente, asumir de manera clara y contundente su condición de ciudadanas y de ciudadanos.

“El derecho a voto es una conquista para que todas y todos decidamos sobre el destino y el rumbo de nuestra nación, pero que también decidamos sobre los intereses que convienen a nuestras familias y a nosotros mismos”, afirma.

De acuerdo con Ortega, el derecho a voto sirve para decidir quiénes deben de ser nuestros representantes y quiénes deben ser nuestros gobernantes.

Pero también el derecho a voto, y ejercerlo, sirve para impedir que un autócrata o que un déspota pretenda decidir por sobre todos nosotros y en la soledad de su palacio pretenda decidir él solo por sobre todos los asuntos de la nación”, expresa.

“No debemos de permitirlo y debemos ir a las urnas este 6 de junio para ser nosotros, las ciudadanas y los ciudadanos de México, quienes decidamos el rumbo de nuestro país, decidamos quiénes deben de ser nuestros representantes e impidamos que se instale un régimen totalitario y una dictadura”, remata el dirigente perredista.

#OPINAenDICES