La violencia desbordada en Reynosa, Tamaulipas, tras las elecciones del pasado 6 de junio, muestra el fracaso en el combate al crimen en todo el país en esta Cuarta Transformación. No se ve estrategia ni rumbo claro para proteger a los ciudadanos, sostiene Manuel Díaz.

El empresario y columnista relata que es muy triste ver cómo en Reynosa mucha gente inocente, por el puro hecho de ir caminando por las calles fue asesinada de una forma vil, y a su vez, muestra cómo México ha fracasado en los tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal.

“Claramente esta batalla legal contra el gobernador Cabeza de Vaca pudo haber terminado en una negociación, una negociación que al recibir Andrés Manuel al gobernador y posteriormente el gobernador haber ido a Bucareli, muestra cómo se perdieron las elecciones, las perdió la oposición, las perdió el aparato gubernamental y estatal”, refiere.

Díaz asegura que esta situación no puede ser coincidencia y ahora se vive una ingobernabilidad en el estado, fiel reflejo de lo que ocurre en el país, que claramente está fracasando en su estrategia de seguridad.

“Andrés Manuel lleva más muertos en sus tres años de gobierno, que Peña y Calderón. El crimen ha crecido radicalmente y la estrategia de la Guardia Nacional no ha servido de nada. Se militarizó el país y ¿para qué? No vemos ningún objetivo claro ni una mejor seguridad para los ciudadanos”, expresa.

El empresario cita al escritor y columnista, afin a la 4T, Jorge Zepeda Patterson, quien dijo que “en un país donde las dos únicas cosas que han crecido son el Ejército y los narcos, nada de esto puede salir bien”.

Te recomendamos leer esto:  Ganadores y perdedores

#OPINAenDICES