Para Oswaldo Ríos, analista en asuntos públicos, el atentado en Salamanca es una degradación de la seguridad en el País y resultado de la docilidad de las instituciones públicas para proteger a los ciudadanos.

“Pareciera que que a lo único que se resigna este gobierno es a enviar las condolencias a los miles de mexicanos que cada día pierden la vida a mano de una inseguridad que que no respeta absolutamente nada”, afirma Ríos

Más aún: desconfía del fiscal Alejandro Gertz, encargado de conducir la investigación y quien ya arrastra varios pendientes como las investigaciones en contra de su familia y de los investigadores del CONACYT que se atrevieron a evidenciarlo como un plagiario. “Un estado que apostó por la militarización y que tiene los peores indicadores de violencia en la historia. Un país que no tiene instituciones confiables ni creíbles para enfrentar desafíos como el de Salamanca. Estamos solos”, sentencia el analista.

#OPINAenDICES