El seis de junio serán los comicios más grandes de la historia de México. Las y los mexicanos vamos a elegir 500 diputaciones federales, 200 de ellas de representación proporcional y 300 de mayoría relativa, 15 gubernaturas y también 20 mil 311 cargos locales. Para ello el INE instalará en todo el país 163 mil 244 casillas, señala la analista Avieu.

Pero la violencia y los grupos delictivos son una amenaza para la democracia que al momento ha cobrado 84 víctimas mortales. El proceso electoral en curso ya es el segundo más violento desde el año 2000, agrega. 

Avi señala cifras alarmantes: el número de aspirantes asesinados incrementó 29.5% respecto al 2015, pero si englobamos homicidios dolosos, amenazas, privaciones ilegales de la libertad, robos intimidaciones y otros delitos, al 30 de abril de 2021 las cifras de violencia son 64% superiores en comparación al mismo periodo electoral de 2017-2018.

La analista enumera tres retos a vencer: primero el abstencionismo, segundo la violación constante de la ley electoral por parte de funcionarios y legisladores de todos los niveles que no está garantizando un piso parejo para todos los contendientes. Tercero la violencia política en contra de las y los candidatos. 

¿Cómo vamos a vencer estos retos? Pues ejerciendo nuestro derecho al voto e interpelado y exigiendo a las autoridades encargadas de la seguridad pública, precisamente eso: seguridad. 

Si bien es cierto que no se puede culpar a nadie directamente si hay un responsable que desde el 1 de diciembre de 2018,nos dijo que se encarga personalmente de atender el tema de seguridad todos los días a las seis de la mañana. Ya chole con los choros, ya basta de culpar al pasado. El seis de junio queremos seguridad y que nada ni nadie intimidad nuestra participación en las urnas., concluye. 

Te recomendamos leer esto:  ¡A VOTAR! Con un padrón seguro

#OpinaenDICES