“Ser una feminista activa implica muchos riesgos desde el rechazo familiar hasta poner en riesgo tu libertad y tu vida”, señala Desirée Navarro. 

“Tal es el caso de Marisol de Guaymas, Sonora de tan solo 18 años que el 25 de noviembre, el día de la eliminación de la violencia contra la mujer, fue víctima de un tiroteo cuando participaba en una marcha de feministas del mar”, ejemplifica la activista. 

“Y este hecho significa una sola cosa tanto mujeres como hombres vivimos en un México profundamente inseguro como una sátira del país en el que vivimos el 25 de noviembre es asesinada una mujer que se encontraba luchando por nuestros derechos”, continúa. 

“Esta semana asesinaron a la abogada Tania Pizarro de 25 años que representaba a los padres de familia que habían demandado al gobierno federal por falta de medicamentos. Un país seguro y libre es responsabilidad de todas y de todos”, concluye Navarro.

#OPINAenDICES