Diversas acciones se han propuesto en torno al fortalecimiento de la autonomía del INAI. Desde aquellas que buscan la profesionalización del personal que labora en el mismo a través de un robusto servicio civil de carrera. Hasta aquellas que proponen la incorporación de nuevos derechos tales como el derecho al buen gobierno y el derecho a la buena administración. 

Desafortunadamente y dadas las condiciones actuales, hoy es de capital importancia desechar la idea de eliminar al INAI pues las acciones descritas anteriormente no cobrarían sentido fuera de esa lógica de autonomía institucional. Su defensa es tarea no solamente de un pequeño grupo de académicos, periodistas o asociaciones de la sociedad civil, su defensa nos corresponde a todos los mexicanos. 

Sin dicha autonomía sabemos que la transparencia y acceso a la información sólo se convertirían en un títere del poder político.

#Opina