Hay dos afectaciones que va a traer la iniciativa preferente que envió en Ejecutivo en días recientes para reformar la Ley de la Industria Eléctrica, según explica Carlos Aurelio Hernández, Vicepresidente de Energías Renovables de la Comisión Nacional de Energía en Coparmex.

En primer lugar, aumentará el costo de la tarifa de energía eléctrica en los recibos de luz de las casas y de las empresas, lo que restará competitividad.

¿Por qué? Porque se cancela la obligación de Comisión Federal de Electricidad (CFE) de comprar la energía más barata del mercado, que es la que consigue en las subastas de largo plazo.

De esta manera, indica el experto, en la fórmula de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), cuando calcula las tarifas mensuales de los consumidores, viene un costo de la energía de largo plazo.

“Entonces todo este costo deja sin eficiencias de las centrales eléctricas de la CFE, van a pasar a ser un costo de kilowatt/hora para todos los mexicanos”, explica.

El segundo punto, agrega Hernández, se refiere a temas ambientales.

“La energía más barata es la solar y la eólica y se consiguen en las subastas los mejores precios de energía a nivel mundial. Ahora, ya no los tendremos, y eso, por supuesto, nos va a hacer a todos los mexicanos que tengamos afectaciones ambientales”, refiere.

De esta manera, si pasa esta iniciativa, básicamente la energía, en el corto y mediano plazo, será más cara y, además, contaminante.

#Opina