El Presidente Andrés Manuel López Obrador está metido de lleno en las Elecciones del 6 de junio y, en contraste, en el ambiente político y social hay un silencio indolente; las voces de la oposición, la academia, la cultura, la iglesia y algunos intelectuales, están calladas. ¿Prudencia o miedo?, reflexiona Lázaro Ríos.

El consultor agrega que, además, AMLO presume su injerencia y enseña su arma más letal e intimidatoria: la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

“En todas las reuniones se comenta qué pasó con tantas voces antes involucradas en los asuntos del País… muchas de ellas ahora calladas”, refiere.

“Qué si por prudencia, miedo y hasta defensa al sentirse vulnerables. La democracia en toda la expresión de la palabra está en juego y muchas grandes voces están en ‘mute’”.

Ríos cuestiona ¿dónde está el Rector de la UNAM que siempre tenía un voz potente? ¿Dónde están los Presidentes de Partidos de oposición?, dado que el único que salió fuerte a reclamar la metida de mano Presidencial en Nuevo León fue Dante Delgado.

Y agrega: ¿Dónde están los representantes de la Cultura? ¿Dónde está el líder de un sector productivo que levante la voz, consistentemente, ante los ataques del gobierno? ¿Dónde está la Iglesia Católica? ¿Dónde están los integrantes de aquel gran Consejo del IFE de tiempos de Wooldenberg?

Por otro lado, añade el consultor, las redes sociales y la opinión profesional está en los suyo. 

“Estamos perdiendo todo balance”; por eso “vota el 6 de junio. Es el antídoto para el voto maiceado y corporativo”, remata.

#OPINAenDICES