El mejor remedio para no mejorar es dejar de lado la autocrítica y para eso el Presidente López se pinta solo. Se hace que la virgen le habla cuando le preguntan sobre deporte, seguridad, economía, la pandemia… La mejora se relega, menciona Lázaro Ríos

#OPINAenDICES