Muy defensor de los derechos del pueblo cubano salió el Presidente, pero cuando se trata de los centroamericanos migrantes en la frontera sur de México, le sale lo Tío Sam. Así ilustra el cinismo Rictus

#RICTUS