El deporte favorito del Presidente no es el béisbol sino batear, y durante su gobierno ha demostrado que para eso se pinta solo. Lástima que las bateadas no sean las pelotas sino los derechos de los mexicanos; Rictus narra las jugadas de la #4T

#RICTUS