López Obrador como líder opositor decía que: “Actuar como se piensa, eso es la honestidad, ser congruente”. Entonces ¿por qué dice una cosa, pero hace otra?

Por ejemplo, el 14 de enero de 2018 en Coahuila dijiste: “Con el próximo gobierno demócratico México será un ejemplo mundial”.

Y como presidente, el ejemplo que ha dado es: el cuarto lugar a nivel mundial en defunciones por Covid, el país se ubica entre los 10 países más corruptos, ocupa el 104 lugar de 128 en estado de derecho, está entre los últimos 10 lugares en competitividad laboral y en digital está entre los 10 peores del mundo. 

En ese periodo, le solicitó a Enrique Peña, al INE, a los partidos y a las televisoras que: “No polaricen, que no auspicien violencia, que no haya apuesta a la desunión, que se resuelva la contienda electoral por la vía electoral y que sean los mexicanos los que elijan libremente”.

Pero ahora como presidente, defiende su proselitismo en las mañaneras, amaga con litigar la  prohibición de transmitir sus conferencias, acusa censura del INE, aunque la ley prohíbe difundir programas de gobierno durante las campañas.

Otro ejemplo, en un evento en Veracruz comentaste que: “No se había visto en la historia que yo recuerde tanto nepotismo en la política (sobre Yunes padre e hijo). No sólo es crisis económica, también política, mucho cinismo”.

En tu administración prevalece el nepotismo, hay 6 familiares en distintas áreas de Elvira Concheiro, tesorera federal; de la secretaria de del trabajo y previsión social, Luisa María Alcalde, hay 7 familiares; de la secretaria de la función pública, Irma Eréndira Sandoval hay 2 y del senador Ricardo Monreal, su hermano David de estar en Ganadería pasa a ser candidato en Zacatecas.

Te recomendamos leer esto:  ¿Te Acuerdas, Andrés? Vol. 4

Está claro… en campaña le gustaba prometer, pero ahora no puede cumplir, pero que no se preocupe, porque aquí le ayudamos a recordar.

#TeAcuerdasAndrés?