Por Ismael García

Dicen que en la 4T barren la corrupción como las escaleras: de arriba hacia abajo, pero se saltan escalones.

Hace seis meses Pío López fue exhibido en video recibiendo sobres con dinero para las campañas de Morena.

El hermano del Presidente era recaudador de fondos ilegales para el partido y reveló que las “aportaciones” las apuntaba en una libreta a la que puso por nombre “La Biblia”.

Por los hechos, líderes del PAN y del PRD presentaron sendas denuncias.

Ante el INE por financiamiento ilícito, opacidad en recaudación, rendición de cuentas y fiscalización de recursos; en tanto, ante la FGR fue por lavado de dinero, tráfico de influencias, peculado, corrupción y asociación delictuosa.

Medio año después, no se conocen avances.

Las investigaciones están en manos de la Fiscalía, del Tribunal Electoral y del INE

En la indagatoria,una pieza clave es “La Biblia”, de Pío; así lo explicaron dos senadoras cuando presentaron las denuncias.

“Solicitamos que Pío López Obrador y David León entreguen todos los videos existentes sobre todas las entregas, así como la libreta a la que denominan ‘La Biblia’, que contiene las cantidades y fechas de todas las entregas”, expresó la panista Kenia López Rabadán el 24 de agosto pasado.

“Esa libreta es muy importante y ojalá no se desaparezca; eso va a hablar realmente de la honradez del hermano del presidente al entregarle la Fiscalía esa libreta para que podamos ver ahí exactamente cuántos fueron los montos y de quién venía el dinero”, agregó la Senadora Xóchitl Gálvez ese mismo día.

Ambas fueron quienes presentaron la denuncia contra Pío, ante la Fiscalía General de la República; sobre la denuncia, López Rabadán considera que si es responsable el hermano del Primer Mandatario, “se debe condenar conforme a derecho, la justicia no debe ser selectiva”. 

Te recomendamos leer esto:  Piedra y Toledo chocan por “consulta”

Por lo pronto, ya van seis meses… y contando.

#TúQuéDices?