Verónica Ayala

El senador Ricardo Monreal alista una iniciativa de reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, con la que busca que el Gobierno controle redes sociales, como Facebook y Twitter. 

La propuesta del coordinador morenista, plantea que el Instituto Federal de Telecomunicaciones sea quien autorice y regule a las empresas de redes para prestar sus servicios.

El proyecto también contempla que este organismo puedan sancionar con multas de hasta 89 millones de pesos a las empresas que cierren o bajen cuentas de usuarios, y establece las causas en las que será procedente la cancelación de perfiles, como en caso de fake news y daño a la moral.  

Monreal rechaza que con esta regulación a las redes sociales se busque coartar la libertad de expresión, y plantea que se debata antes de presentarla dentro de tres semanas. 

Sin embargo, para legisladores y partidos de Oposición, su iniciativa pretende censurar y callar las críticas hacia el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, e incluso protegerlo para que sus cuentas no sean suspendidas, como ocurrió con el ahora ex Presidente estadounidense Donald Trump.

La iniciativa ha sido cuestionada por líderes de organizaciones internacionales, como José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, que la calificó como una aberración, y por la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), que alertó sobre sus implicaciones y advirtió que atentaría contra lo establecido en el T-MEC.

Y aunque la mayoría de los países garantizan la libertad en la red, cada vez más gobiernos -incluyendo dictaturas, autoritarios y populistas -han impuesto mayores regulaciones y restricciones al acceso a internet y a las redes sociales, por lo general ligadas a movimientos políticos.

Te recomendamos leer esto:  Prende alertas relevo en CNDH

Habrá que ver si la reforma va en serio y prospera, o si hacen eco las voces críticas que advierten de los riesgos que traería.

#TúQuéDICES?