Por Yared de la Rosa

Al margen del gobierno federal, Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato, Jalisco y San Luis Potosí conformaron la Alianza Centro-Bajío-Occidente para apuntalar el desarrollo en esa región del país.

Desde febrero de este año, los cinco mandatarios (Martín Orozco de Aguascalientes, Francisco Domínguez de Querétaro, Sinhue Rodríguez de Guanajuato, Enrique Alfaro de Jalisco y Juan Manuel Carreras de San Luis Potosí)  se reúnen para impulsar el crecimiento económico de esta región hasta de 5 por ciento al finalizar el presente sexenio.

La estrategia incluye el desarrollo de infraestructura interestatal que genere competitividad, como la construcción del Ferroviario entre Jalisco y Aguascalientes; de la carretera Silao-San Felipe, y la presa El Zapotillo.

Los gobernadores buscan que estos proyectos sean financiados por organismos internacionales como el Banco de Desarrollo de América Latina

Con esta asociación de gobernadores, ya son tres los frentes que conforman los estados. Una es la Alianza Federalista, mediante la cual se busca un trato equitativo del Ejecutivo hacia los estados y la Conferencia Nacional de Gobernadores, la única que tienen relación con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los mandatarios de oposición han recurrido a diseñar por su cuenta estrategias y alianzas ante el centralismo del poder federal. 

#TÚQUÉDICES?