Pilar Sanchez

En las elecciones del 6 de junio, la alianza opositora, conformada por PAN,PRI y PRD, se llevó el mejor trozo de pastel en el número de municipios ganados con el 42.8% de los 1,584 que estuvieron en juego. 

De acuerdo con los resultados del PREP, Morena y aliados, PES y PT, triunfaron en 543 alcaldías, que representan el 34.2. El 23% restante se repartió en el resto de los partidos, candidatos independientes y partidos locales. 

De las 30 entidades que tuvieron elecciones para presidentes municipales, destacan los casos del Estado de México, Puebla, Sonora, Veracruz y Ciudad de México.

Son entidades donde Morena perdió terreno contra la oposición a pesar de haber tenido buenos resultados en elecciones pasadas. 

En el caso del Estado de México, Morena ganó 30 de 124 municipios, lo que, comparado con las elecciones de hace tres años, es tan solo la mitad. El PRI se recuperó al ganar el doble de municipios en las pasadas elecciones, con lo que ahora gobierna, junto con los otros partidos de la alianza opositora, 77 demarcaciones. 

En Puebla, entre la oposición y las alcaldías que quedan al mando de otros partidos suman 155, mientras Morena se queda con tan solo 62 de las 217 demarcaciones, con lo que el gobierno del morenista Miguel Barbosa pierde aliados. 

En Sonora, los números tampoco son alentadores para el gobernador electo Alfonso Durazo, pues el inicio de su gestión estará marcado por un estado en el que la mitad de los municipios serán gobernados por opositores y otros partidos. En la entidad, Morena únicamente gobernará 30 de 71 municipios.

Te recomendamos leer esto:  Cocinan alianzas para 2021

Otro estado morenista castigado fue Veracruz, donde Morena obtuvo 95 de 212 municipios. El gobernador Cuitlahuac García tendrá que lidiar con una mayoría de alcaldes de oposición. 

Es el mismo caso de Claudia Sheinbaum en CDMX, donde la oposición ganó 9 de 16 demarcaciones. Esta entidad, gobernada por una de las presidenciables para el 2024, significó el peor descalabro para la izquierda morenista, ya que la entidad ha sido históricamente bastión del presidente y simpatizantes.

#TÚQUÉDICES