Pilar Sanchez

México enfrenta una de sus peores temporadas de estiaje por la falta de lluvias. De acuerdo con Conagua, el 83.9% del territorio nacional se encuentra con algún grado de sequía que ha derivado en la baja de las presas del Sistema Cutzamala, que abastecen de agua de la Zona Metropolitana del Valle de México y la Ciudad de México.

Sus tres embalses se encuentran al 48.8% de su capacidad, cifra menor al promedio histórico para esta fecha.

En el periodo que va del 1 de enero al 25 de abril de 2021, el servicio meteorológico nacional reportó que hubo 32.6% menos lluvia que la habitual para este periodo. 

La sequía, de origen natural, ha traído como consecuencia, temperaturas mayores a los 40º; por ejemplo, en Guerrero y Michoacán, se llegó a 45.3 y 44.5 grados en la última semana de abril. Pocas lluvias y altas temperaturas, han ocasionado 51 incendios forestales en 15 estados, lo que ha afectado 8.643 hectáreas.


La sequía, además, ha causado que aumenten las importaciones de granos y oleaginosas con un valor de 3 mil 479 millones de pesos. Al mismo tiempo, ha causado la pérdida de ganados, por ejemplo, en Sonora, de agosto de 2020 a marzo de 2021 se habían perdido 307 mil cabezas de ganado. 

México no está en condiciones de atender esta emergencia. Por ejemplo, con la desaparición de fideicomisos, desapareció el Fondo para el cambio climático, con un monto de 109 mdp, y el Fondo de desastres naturales, de 6 mil 861 mdp. 

La CONAFOR, encargada de proteger los bosques de México, también vio su presupuesto disminuido en 2021, cuando recibió 8.6% menos, alcanzando la cifra de 2,762 mdp. 

Te recomendamos leer esto:  EL IEPS NUESTRO ¡DE CADA AÑO!

Expertos señalan que la situación de sequía podría ser paliada por la temporada de huracanes, sin embargo, las autoridades no toman cartas en el asunto e ignoran una situación que requiere prevención y no recortes.

#TÚQUÉDICES