BRAVUCÓN (antes) CON TRUMP

Cuando Andrés Manuel López Obrador era candidato a la presidencia, aseguró que su gobierno no se iba a subordinar ante Estados Unidos; además expresó su desacuerdo porque Donald Trump viniera a México. Sin embargo, tres años después, todo cambió.

En 2016, antes de comenzar las campañas presidenciales, el ahora mandatario federal aseguró que de ser presidente iba a cambiar la relación entre México y Estados Unidos, y hasta comentó que estaba en desacuerdo con que el entonces presidente Enrique Peña Nieto invitara a este país a Donald Trump. 

“No estoy de acuerdo en que se invite a Trump a México, pero hay unos hipócritas que están cuestionando esa entrevista y cuando ellos estuvieron en el Gobierno, me refiero a los panistas, no hicieron absolutamente nada por proteger a nuestros paisanos migrantes”, dijo desde Coahuila.

Después del encuentro y de una llamada telefónica entre Trump y Peña Nieto, López Obrador dijo que el estadounidense “ninguneó” y “sobajó” al mandatario federal. 

En 2017, el tabasqueño aseguró que su homólogo estadounidense “se ha pasado en insultos al pueblo de México. Utilizó una política de cuestionamiento a los mexicanos para ganar votos, una política racista y esto no se debió de permitir”. 

Aún no llegaba a la presidencia de México, López Obrador comentó que de llegar a la presidencia de México su Gobierno no iba a ser “comparsa ni alcahuete” de Donald Trump, que iba a defender a los migrantes mexicanos.

Sin embargo, cuando llegó a la presidencia, el oriundo de Macuspana modificó su discurso. 

“Voy a hablar con el presidente Trump para agradecerle su apoyo, ver si en los convenios de cooperación hay posibilidad de que se pueda contar con ayuda en el caso de que se necesite”, comentó en 2019.

Te recomendamos leer esto:  Afores: tentación en tiempos de crisis

Ahora, este martes López Obrador irá a Estados Unidos para encontrarse con su homólogo por la firma del Tratado Comercial entre México, Estados y Canadá (T-MEC), aunque académicos, políticos, politólogos han criticado esta visita al asegurar que no es conveniente que la haga en plena época electoral.