Por Gretel González

Investigaciones sobre la regeneración de cartílago articular, de órganos de las plantas y el desarrollo de nuevos materiales para implantes óseos, son algunos de los proyectos del Cinvestav que están a punto de morir de aprobar el Senado la extinción de los fideicomisos y fondos. 

Está decisión repercutiría en 123 proyectos, de los cuales 29 están relacionados con el SARS-Cov-2, y los demás son en ciencias exactas y naturales, biológicas de la salud, sociales, humanidades, tecnología y ciencias de la ingeniería, en los que participan alrededor de 500 estudiantes de posgrado, de acuerdo con una entrevista realizada por El Economista a José Muestre de León, Director del Cinvestav el 10 de octubre de 2020. 

Con el pretexto de corrupción el gobierno federal y los legisladores decidieron desaparecer 109 fondos y fideicomisos, de los cuales 65 son para ciencia y tecnología y 25 para centros de investigación y ascienden a 25 mil 741 millones 155 mil 588 pesos.

José Luis González estudiante de doctorado en Fisicoquímica está desarrollando nuevos materiales para implantes óseos que permitan mejorar el proceso de curación, produzcan menos dolor al paciente y reduzcan costos. 

“Múltiples equipos y materiales que se requieren para nuestro trabajo son totalmente financiados por los fideicomisos con los que cuenta está unidad”, comentó José Luis. 

Karina Atriztán estudiante de doctorado en Biotecnología de Plantas desarrolla una investigación para entender los mecanismos por los cuales los órganos de las plantas tienen la capacidad de curarse o se regeneran.

“Durante estos años de posgrado he recibido apoyo por parte del Conacyt para manutención, sin embargo un apoyo importante que hemos recibido es por parte de los fideicomisos del Cinvestav”, dijo Atriztán.

Te recomendamos leer esto:  Eliminar fideicomisos: mal sabor de boca

Arely González estudiante de doctorado en el Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular, trabaja en un proyecto para pacientes que sufren tensión articular como osteoartritis a través de células troncales en mesenquimales de los tejidos orales para la regeneración del cartílago articular para el tratamiento.

“La falta o disminución de apoyos pueden retrasar estos tratamientos de vanguardia”, aseguró Arely González.

Investigaciones como estas se quedarán en el tintero, de ser aprobada la extinción en el Senado.

#TúQuéDices?