#TÚQUÉDICES Colapsa construcción

La industria de la construcción en México agoniza por el coronavirus.

Considerada una actividad no esencial en medio de la emergencia sanitaria, hay reducción de obras, menor inversión y suspensión de cementeras que tiene a este sector en estado crítico.

En enero de 2020 la producción del sector cayó 16 por ciento, el valor más bajo comparado con el mismo mes de los últimos 10 años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

El valor de la producción para la industria de la construcción en enero de 2010 fue de 33 mil millones de pesos, para enero de 2020 cayó a 26 mil 902 millones de pesos.

De acuerdo con la CMIC, de los más de 6 millones de empleos que genera este sector, 70 por ciento proviene de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), que dependen de cementeras, concreteras, fabricantes de varilla e insumos derivados del acero.

“No estamos tan seguros cuánto tiempo pueda sostener esto porque el 96 por ciento de las empresas constructoras en nuestro país son Mipymes y estas vienen de dos años con números muy malos con poca producción”, enfatizó.

El presidente de la Cámara Nacional de Cemento (Canacem), Jaime Rocha Font, dijo que se dejó de abastecer a la obra pública y privada desde el 4 de abril, lo que incluye a más de 62 mil ferreterías en el país y otros distribuidores.

Eduardo Ramírez Leal, presidente de la CMIC, informó que en lugar del crecimiento de 1.5 por ciento que se esperaba para este año, el coronavirus los impactará con una caída de entre 3 y 4 por ciento.

Te recomendamos leer esto:  Doblan taxistas a Cuitláhuac; pierden los veracruzanos

De ahí que la principal demanda del organismo a la Secretaría de Hacienda es plantear un esquema que brinde mayor liquidez a estas empresas, al permitir que dirijan recursos como el pago de impuestos, seguridad social e Infonavit al pago de sueldos.

Empresas como la cementera Cemex o la constructora Elementia han tenido que parar operaciones incluso en otros países.

Cemex paró sus plantas en Filipinas, Panamá y Colombia, mientras que Elementia –firma en la que tiene participación accionaria Carlos Slim y Antonio del Valle Ruiz– suspendió operaciones en El Salvador, Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador.

Ricardo Trejo Nava, director general de la firma de análisis Forescatim, anticipó que, en el primer trimestre de 2020, si se envía a una tercera parte de los trabajadores de la construcción a su casa, habrá una caída de 8.8 por ciento y si el 50 por ciento se va a casa, la caída sería de 9.5 por ciento.

El debilitamiento de la industria de la construcción que comenzó a observarse desde mediados de 2016, seguirá con esa tendencia durante este año, estima el Indicador Adelantado de la Industria de la Construcción (INAC) realizado por la consultora Forescatim.

#TÚQUÉDICES?