ARTURO ESPINOSA

¿Estás pensando en no votar porque no estás convencido o es una forma de rebelarte? ¡No lo hagas! 

Votar ayuda a combatir el abstencionismo cuya consecuencia principal es que tu decisión queda en manos de unos cuantos.

Cuando no votas puedes convertir una minoría en mayoría y será quien decida el camino de las políticas públicas. 

Esto no es saludable pues si votan pocas personas aumenta la distancia entre gobernados y gobernantes. 

Tu voto es indispensable para que no seas gobernado por quien no quieres o quien no está preparado.

#TÚQUÉDICES