ARTURO ESPINOSA

Con el argumento de que hay más contagios, pero menos muertos, el Gobierno Federal desestima la Tercera Ola de covid-19 que inició a mediados de junio de 2021. Con una vacunación lenta, los casos y defunciones aumentan.

Hugo López-Gatell, Subsecretario de Salud, reconoció que la tercera ola tiene cuatro semanas, cuando se detectó el incremento acelerado de casos, luego de 6 meses de no haber tenido crecimiento de la epidemia.

Según un comunicado de la dependencia, hubo un aumento de contagios del 19 por ciento respeto a la primera semana de julio. El crecimiento es parecido a la Primera Ola, que comenzó en febrero de 2020, y la Segunda que fue en octubre del 2020.

Sin embargo, para el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó de “incipiente” el rebrote de contagios. El argumento es que hay más contagios, pero menos fallecidos.

“Ahora que hay esta incipiente, pero nueva ola de contagios, como lo ha probado el doctor Hugo López-Gatell, hay menos hospitalizaciones u hospitalizados y lo más importante de todo, menos fallecidos

“(…)  Los contagios se están presentando más en jóvenes y también es un llamado a que los jóvenes se protejan, se cuiden, pero la esencia de todo, la recomendación principal, es que nos vacunemos porque nos protegemos”, dijo en su conferencia matutina.

Y la vacunación es lenta: se han recibido 66 millones 904 mil 585 vacunas y se han aplicado 50 millones 698 mil 518. Solo 20 millones 736 mil 615 de mexicanos tienen el esquema completo.

México aún no logra la “inmunidad de rebaño” y el Gobierno Federal y un sector de la población desdeña la Tercera Ola.

Te recomendamos leer esto:  Modera tu uso de internet

#TÚQUÉDICES