En la contienda para ser dirigente de Morena, los candidatos se dan con todo para lograr el control del partido del Presidente Andrés Manual López Obrador.

Tras  la cuestionada salida de Yeidckol Polevnsky como dirigente de Morena por la falta de transparencia en el registro de afiliados y en el manejo de los recursos del partido, 71 personas se inscribieron para la dirigencia o la Secretaria General del partido.

Entre los inscritos están Porfirio Muñoz Ledo, Gibrán Ramírez, Mario Delgado, Alejandro Rojas, Citlalli Hernández y Antonio Attolini.

Gibrán Ramírez, publicó un video criticando a Muñoz Ledo y Mario Delgado, por provenir de las filas del PRI y el PRD.

“Necesitamos derrotar el pacto de las burocracias, el que dice que los grandes acuerdos se deciden en una oficina de la Ciudad de México; el de las ideas que se fosilizaron sobre el escritorio; el de los que se sienten dueños del poder y que te dicen que si eres joven, no tienes permiso de tomar la palabra, que no existes; el de los padrinos y deslealtades”, señaló en la grabación del también académico.

Mientras, el diputado Porfirio Muñoz Ledo aseguró que hay candidatos a la presidencia de Morena que “han metido dinero” a la corrupción del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para tener el control del partido.

Alejandro Rojas descartó al legislador morenista como candidato, debido a su avanzada edad.

“(Se) requiere de un esfuerzo titánico, de desplazarse a todos los rincones del país etc., esas épocas para él ya pasaron, y creo que hay que cuidarlo, hay que protegerlo”, dijo en una entrevista con El Universal el 13 de septiembre.

Te recomendamos leer esto:  Saludo desata críticas

Citlalli Hernández, junto con otros morenistas, acusaron a Mario Delgado de financiar su campaña con recursos públicos de la Cámara de Diputados

Antonio Attolini aseguró que los morenistas no pueden ni gobernase a ellos mismos.

“Tenemos tres años que no hay condiciones mínimas para que la gente pueda militar en un partido político, que gobierna el país y que no podemos gobernarnos a nosotros mismos”, comentó el candidato en una entrevista.

Quien logre quedar al frente de Morena manejará más 563 millones 210 mil 550 pesos de prerrogativas para lo que resta del año, lo que significa 31.9 por ciento del total de las prerrogativas para los ocho partidos.

Además de controlar los 21 mil cargos de candidaturas a cargos de elección popular que se disputarán el próximo año.

#TÚQUÉDICES?