Verónica Ayala

Tras los resultados electorales del domingo, Morena pasará de gobernar siete a 17 estados, entre los que se encuentran algunos de los más violentos, con crecientes índices delictivos y mayor presencia del crimen.

La lista incluye a la mayoría de las entidades que conforman la región del Pacífico mexicano, dominado por cárteles del narcotráfico y donde se ubican casi la totalidad de los puertos que se señalan como puntos de tráfico de drogas. 

Es el caso de Manzanillo, Colima; Lázaro Cárdenas, Michoacán; Mazatlán, Sinaloa; Ensenada, Baja California; y La Paz, Baja California Sur; además de Ciudad del Carmen, Campeche, en el Golfo de México, que también será gobernado por Morena.

Algunas de estas entidades destacan también por sus altos índices de violencia. Por ejemplo, Baja California y Michoacán se encuentran entre los seis estados que concentran más de la mitad de los homicidios registrados en todo el País. 

Otro ejemplo es Sonora, que pasará del PRI a Morena, donde los homicidios dolosos se han triplicado en los últimos tres años.

Morena también gobierna dos de los estados con más víctimas de feminicidio en el país, como son Veracruz y Ciudad de México, y tiene en sus manos a las dos entidades con las mayores tasas de este delito: Morelos y Sonora.

Y en violencia familiar, lideran la Ciudad de México y Colima, en mayor número de casos y las mayores tasas de este delito, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública al mes de abril. 

Habrá que ver si ahora que el partido en el Gobierno llega a muchas de estas de estas entidades mejora la coordinación y logran bajar los índices delictivos.

Te recomendamos leer esto:  MIDEN FUERZAS PRI Y MORENA EN cOAHUILA

#TÚQUÉDICES