Sharenii Guzmán

Al rendir protesta como gobernador de Puebla el 1 de agosto de 2019 ante la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, Miguel Barbosa prometió erradicar la violencia contra las mujeres. En especial dijo que le daría batalla al feminicidio.

“Vamos a poner en marcha todos los protocolos para evitar y combatir la violencia al género. Vamos a combatir el feminicidio”, afirmó en el Congreso estatal. 

Sin embargo, del 2017 a 2020 aumentó un 48%. En 2017 se abrieron 27 carpetas de investigación; en 2018 32; 2019 57 y 2020 52. En lo que va del 2021 se han registrado 19 casos. 

Los abusos sexuales, violaciones y violencia familiar también van al alza. El abuso sexual y violación incrementaron un 50%. En 2017 se reportaron mil 252; en 2018 mil 742; en 2019 dos mil 376 y en 2020 dos mil 521. De enero a junio de 2021 van mil 380 casos. 

El delito de violencia familiar en el estado subió 30% de 2017 a 2020. En 2017 se registraron seis mil 327 casos, en 2018 siete mil 296, en 2019 nueve mil 77 y en 2020 nueve mil 125. En lo que va del año se han reportado tres mil 708 carpetas. 

Incluso su administración ha criminalizado la lucha de las mujeres, acusaron colectivos.

A Miguel Barbosa se le hizo fácil colgarse de la causa de las mujeres, pero en la realidad no da el ancho. 

#TÚQUÉDICES