Tomás de la Rosa

Al igual que el #Covid19, México ha enfrentado cuatro olas de desempleo con la autodenominada 4T; la última, en agosto del 2021, dejó a 740 mil 700 personas sin empleo, respecto a julio.

Es el cuarto mayor despido multitudinario en el gobierno de la 4T:  la primera ola fue de 883 mil 825 en enero de 2021, los 1.25 millones de enero de 2020 y la madre de todos los despidos con 13.0 millones de abril de 2020.

Según Inegi, por cada trabajador hay 2.5 habitantes por lo que hubo casi 8.2 millones de personas sin un centavo de ingreso laboral para el sustento de las familias.

Ese número de personas equivale a la población de 12 alcaldías de la Ciudad de México: Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Tlalpan, Coyoacán, Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Xochimilco, Benito Juárez, Azcapotzalco, Miguel Hidalgo e Iztacalco.

O la población conjunta de Zacatecas, Aguascalientes, Tlaxcala, Nayarit, Campeche, Baja California Sur y Colima. Y equivale a toda la población de Veracruz o Jalisco, según el Censo de Población y Vivienda 2020.

El desempleo incide en los niveles de pobreza e impacta las finanzas públicas porque el cuidado a la salud se hace en parte a costa del erario federal, estatal o municipal. 

El campo o sector primario fue el mayor impactado con una pérdida de 508 mil 393; seguida de los más de 489 mil 500 puestos que eliminó el sector industrial. 

El sector servicios fue el único que logró generar nuevos empleos, con más de 257 mil. El covid-19 y el desempleo han hecho una mancuerna que sigue ahogando a los mexicanos que enfrentan políticas erráticas sobre ellas del Gobierno Federal.

Te recomendamos leer esto:  Rechaza IP condiciones de EU en T-MEC laboral

#TÚQUÉDICES