TOMÁS DE LA ROSA

Después del revés judicial que recibió el Presidente con su plan eléctrico, ahora vuelve al ataque con una reforma constitucional denominada Ley Apagón, que apunta al monopolio del sector y a la manipulación del mercado.

López quiere eliminar todas las trabas para darle el poder absoluto a la CFE. Según expertos, esta iniciativa será negativa para las finanzas públicas y para la competitividad del país

En los últimos 32 años, CFE ha registrado pérdidas brutas anuales en al menos 15 veces que abarcan 69 mil millones de pesos. 

Para revertir esas pérdidas, el gobierno ha destinado una millonada de los impuestos de todos los mexicanos: unos 79 mil millones de pesos que equivale a 32 meses del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”.

En los 33 meses que lleva la 4T la CFE ha resultado ser un barril sin fondo: se le han inyectado 240 mil millones de pesos, 9 veces más que Ernesto Zedillo, 16 más que Enrique Peña Nieto y 252 veces más que Felipe Calderón.

Al ser incapaz de cubrir su gasto, el Presidente quiere cancelar todos los permisos de generación y contratos para compra de electricidad a particulares, es decir, que el gobierno se quede con el monopolio, pese a las consecuencias

“México sufrirá un retraso al no haber modernidad a nuevas formas de producir energía y dependerá del presupuesto que se otorgue a la CFE” , expresó Ramsés Pech, especialista en el sector energía 

Ante la escasa modernidad, hoy los mexicanos pagan más cara la electricidad que muchos otros países. Además, en este gobierno se ha frenado la inversión extranjera para el sector: de 62 mil millones de dólares con Calderón a mil 819 este sexenio.

Te recomendamos leer esto:  Se le va el tren a Guanajuato… 28 años

Este capricho presidencial ya hace corto circuito con el desarrollo del país.  Y para que se concrete, debe ser aprobada en el Congreso, donde Morena no tiene la mayoría absoluta y requerirá que diputados de oposición den su brazo a torcer ¿quiénes serán?

#TúQuéDices?