Ismael García

El madruguete de Morena en el Senado para extender dos años el mandato del presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, es mala señal para México: viola la Constitución, vulnera la división de poderes y alerta del riesgo de disfrazar una reelección presidencial.

Durante la sesión plenaria del Senado, el pasado 15 de abril, como parte de la discusión de las reformas al Poder Judicial, en la votación de dicha iniciativa se incluyó un artículo transitorio con la disposición de extender el periodo de gestión de Zaldívar.

El punto fue aprobado por 85 votos a favor, 25 en contra y 4 abstenciones.

De acuerdo con el mandato Constitucional, el presidente de la Corte deberá terminar su encargo en enero de 2023; sin embargo, el fallo del Senado le extiende la estancia hasta noviembre de 2024, justo cuando termina también el actual gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre los senadores que cuestionaron el albazo se encuentra el independiente Emilio Alvarez Icaza.

“Es de alarma, esto es un golpe de estado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. ¿Es un pago de favores al Ministro Zaldívar porque aprobó la consulta de López Obrador? ¿Es un laboratorio para intentar extender el periodo de López Obrador?, cuestionó.

Xóchitl Gálvez, del PAN, acusó que en el fondo del tema está “el agandalle”. 

“Aquí ya se robaron dos votos (cuando se designó a Rosario Piedra para la CNDH), son capaces de eso y más, es el poner más años de los que les toca, son unos corruptos y se los digo desde aquí”, dijo en Tribuna.

Te recomendamos leer esto:  Mete Cuitláhuac mano a fideicomisos

Para Damián Zepeda, otro panista, el peligro del fallo del Senado es que “mañana, entonces, un transitorio le puede ampliar el tiempo que dure el Presidente de la República actual”.

Luego del fallo del Senado, la reforma pasará a la Cámara de Diputados, donde Morena también tiene mayoría.

Por ello, legisladores, académicos y sociedad civil apelan a la ética de la Corte y a la del Ministro Zaldívar para que impidan este golpe a la Constitución y a la democracia.

“Yo le llamo al Ministro Zaldívar (…) que mande un mensaje pronto e inequívoco a la Cámara, que no está de acuerdo con esta modificación”, refirió Álvarez Icaza.

“Yo le pido al Presidente de la Corte que, por ética, renuncien a esto que el Senado de la República acaba de otorgarle”, agregó Gálvez.

Y ¿Tú qué dices?