ARTURO ESPINOSA

A la 4T no le importa el medio ambiente. Prueba de ello es el recorte constante a los organismos que protegen los bosques o áreas naturales protegidas. Por el contrario, al actual gobierno le gustan las energías sucias que ya han causado problemas.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para 2022 se reducen de nueva cuenta los recursos destinados a la Comisión Nacional Forestal (Conafor). Para el siguiente año se espera le otorguen 2 mil 440 millones de pesos. 

Esto representa una disminución del 45.07 por ciento en relación con 2018 que recibió 4 mil 441 millones de pesos que son destinados a tareas de conservación y restauración de la masa forestal nacional.

Otro caso es la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) encargada de la conservación de las 182 ANP del País que se le asignan 887.3 millones de pesos para 2022. Si bien hay un ligero aumento, desde 2018 su presupuesto ha disminuido 21.64 por ciento. 

Con el presupuesto asignado a la Conanp para el 2022, apunta, corresponderían apenas 9.70 pesos de inversión global por hectárea para el manejo y cuidado de las ANP y 2 pesos por hectárea protegida para conservación, restauración y vigilancia.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) recibirá 776 millones 476 mil pesos, lo que representa un incremento de 106 millones 476 mil pesos, 15.89 por ciento, con respecto a los 670 millones de pesos asignados en 2021.

Sin embargo, sus oficinas comienzan a cerrarse. Un ejemplo es la Delegación de Ensenada, Baja California.

“Ello generaría un grave descuido en el cuidado de los recursos naturales terrestres y marítimos de gran parte de Baja California”, expresó el senador Juan Antonio Martín del Campo que achacó el cierre a los recortes presupuestales.

Te recomendamos leer esto:  Crece tarjetazo 6%

Mientras que los recortes siguen, el Gobierno Federal apunta a fortalecer energías contaminantes al quemar combustóleo en la Comisión Federal de Electricidad y apostar por los hidrocarburos desde Petróleos de México.

Ante el rechazo al medio ambiente, la 4T sigue siendo anticlimática.

#TÚQUÉDICES