Por Verónica Ayala

En México, la violencia contra las mujeres no tiene freno. El 2020 cerró con 969 víctimas de feminicidio en todo el País, un 6 por ciento más que en 2018 -cuando inició el actual Gobierno-, y la cifra más alta de la que se tenga registro desde el 2015 que se contabiliza. 

Y aunque a nivel nacional se mantuvo la tendencia del 2019, en 14 estados se el año pasado el número de víctimas de este delito.

Seis entidades concentran el 51 por ciento de los feminicidios registrados el año pasado: Estado de México, Veracruz, Jalisco, Ciudad de México, Nuevo León y Puebla.

Mientras que Morelos, Colima, Nuevo León, Sonora y Veracruz, son los estados con las mayores tasas del país en este delito.

Y municipios de Chihuahua, Baja California, Nuevo León, Jalisco y Sinaloa, son los que concentran el mayor número de víctimas a nivel nacional. 

En homicidios dolosos de mujeres la situación no es distinta, pues las víctimas también han ido en aumento en los últimos años. 

En este delito, Guanajuato, Chihuahua, Baja California y Michoacán se encuentran entre las entidades con mayor número de casos y las tasas más altas. 

Las cifras oficiales arrojan que en el 2020 fueron asesinadas un total de 3,752 mujeres, sumando las víctimas tanto de femicidios como de homicidios dolosos de mujeres.

Esto representa que, en promedio, cada uno de los 366 días del 2020 fueron asesinadas 10 mujeres.

#TúQuéDICES?