Verónica Ayala

Aunque el Gobierno de Nuevo León anunció un regreso a clases presenciales a finales de mayo o principios de junio, aún no hay un plan estratégico que incluya a la sociedad civil, ni planteles en condiciones.

En marzo y abril, padres de familia realizaron protestas y caravanas para exigir a las autoridades estatales el regreso a aulas, ante la disminución de casos de Covid-19 y la necesidad de que los alumnos retomen sus actividades escolares.

Tras rechazar por semanas sus peticiones, el Gobernador Jaime Rodríguez anunció el 16 de abril que regresarían a los planteles de manera gradual antes de concluir este ciclo escolar, empezando por las escuelas de educación superior. 

«Estaríamos iniciando clases presenciales probablemente a finales de mayo, principios de junio, si todo va en buen ritmo”, dijo “El Bronco”.

Esto coincidió con la presentación por parte del Gobierno federal del calendario de vacunación para maestros de instituciones públicas y privadas, que incluyó a 128 mil maestros y personal educativo de Nuevo León, vacunados en semanas pasadas.

Hasta este momento,  no hay claridad sobre el plan a seguir para el regreso a aulas, los plazos, los protocolos sanitarios y las condiciones en las que se encuentran los planteles, además de que no se ha incluido a la sociedad civil y expertos en este proceso.

Aunque el Estado asegura que están listos para el regreso a clases el 90 por ciento de los más de 5 mil planteles públicos, en cuya rehabilitación invirtieron 150 millones, información de directivos y personal de las escuelas arrojan otra realidad.

Tampoco se ha definido un programa piloto para el regreso a las aulas, como se han implementado en otros países e incluso en el vecino estado de Coahuila y se prevé iniciar por universidades, cuando son los jóvenes son los más expuestos. 

Te recomendamos leer esto:  DEJAN 10 LA CONAGO SON EL 35% DEL PIB

Y por si fuera poco, en plena campaña electoral la prioridad de las autoridades está más bien enfocada en conseguir el voto de las estructuras de maestros para sus candidatos, señala Sandrine Molinard, integrante del colectivo “Niñez Esencial”.

#TÚQUÉDICES