Por Verónica Ayala

Mientras que el Presidente Andrés Manuel López Obrador asegura que en su Gobierno ya no se tolera la corrupción, un nuevo escándalo internacional, similar al de la brasileña Odebrecht, salpica ahora a su Administración y pone a prueba su discurso. 

Se trata de Vitol, la filial estadounidense de Grupo Vitol, compañía holandesa y una de las mayores comercializadoras de hidrocarburos del mundo, que admitió haber sobornado a funcionarios de Pemex para obtener contratos millonarios.

De acuerdo con un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos, los sobornos se dieron entre 2015 y julio de este año, lo que abarcaría la anterior gestión de Enrique Peña Nieto y los primeros 20 meses de la Administración de AMLO.

“Entre 2015 y julio de 2020, Vitol acordó ofrecer y pagar más de $2 millones en sobornos a funcionarios de Ecuador y México”, señala el comunicado emitido el pasado 3 de diciembre. 

De la acusación de las autoridades estadounidenses se desprende que, por ejemplo, Vitol pagó en 2018 sobornos a un funcionario de una filial de Pemex, mediante contratos falsos de consultoría con empresas fantasma, para los que se emitieron facturas falsas, sin señalar el contrato que habrían obtenido a cambio.

Este caso forma parte de una red que involucra también el pago de sobornos a funcionarios de Brasil y Ecuador, por recibir información privilegiada para obtener contratos, por la que la Vitol deberá pagar 163 millones de dólares al Gobierno norteamericano.

Y se asemeja al de Odebrecht, que pagó sobornos millonarios para obtener contratos a autoridades latinoamericanas, entre ellas de México, donde han sido implicados funcionarios de la pasada Administración, como el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, el ex Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el propio Peña Nieto.

Te recomendamos leer esto:  GOBIERNA MORENA ZONAS CALIENTES

A diferencia de México, donde se desconoce si habrá una investigación sobre los actos de corrupción con Vitol, y hasta el momento nadie del Gobierno se ha pronunciado al respecto -ni siquiera Pemex-, en Ecuador las autoridades ya han tomado medidas, como excluirla de su lista de proveedores y clientes, según reportan medios de ese país.

¿Y en México habrá consecuencias?

#TúQueDICES?