Arturo Espinosa

A Andrés López no le gusta usar cubrebocas… pero vaya que le han puesto tapabocas. Y es que en su afán de pelearse con medio mundo, organizaciones e instituciones le han respondido que deje de creer en sus “otros datos”.

Apenas llevaba cuatro meses en el cargo, y sin pandemia y ya le habían puesto el primer tapabocas, cuando el tabasqueño solicitó por carta al Rey de España que la nación le pidiera perdón por la Conquista de ese país a México hace cinco siglos.

«El gobierno de España reitera su disposición para trabajar conjuntamente con el gobierno de México y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros dos países «, le contestó el Ministerio de Exteriores de España.

Ya con la pandemia, le llegó el segundo tapabocas a cargo de Twitter, a cuyo director acusó de ser cercano del Partido Acción Nacional y asesor de un senador de esa organización política.

“Ninguna persona en Twitter es responsable, por sí sola, de nuestras políticas o acciones de cumplimiento, y es lamentable ver comentarios dirigidos a nuestros empleados como responsables únicos de las decisiones o reglas de la empresa”, reviró la red social.

Bueno hasta la Casa Blanca, ya sin su amigo Donald Trump, le puso un estate quieto luego de que el morenista se lanzara contra la financiación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad y considerarla su adversaria.

La respuesta llegó desde la Casa Blanca en un documento firmado por Joe Biden, Presidente de Estados Unidos, quien aseguró que apoyaría la instituciones y organismos para prevenir la corrupción.

Te recomendamos leer esto:  APUNTALAN EL BAJÍO

El 19 de octubre, tocó el turno a la Organización Mundial de la Salud (OMS), a quien acusó de por no haber aprobado hasta el momento las vacunas Sputnik-V y CanSino contra Covid-19.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director del organismo, le pidió dejar que los expertos decidan.

«En lugar de que el Presidente aborde estos temas, sin ningún contacto, sin expertos, primero es mejor dejar que los expertos discutan”, dijo.

El último se lo puso la Universidad Nacional Autónoma de México a quien el Presidente de México la acusó de haberse derechizado. 

«Es una gran universidad, pero no estuvieron a la altura de las circunstancias, la crítica al neoliberalismo no surgió de la UNAM, de todas las atrocidades que se cometieron», dijo el Mandatario el 22 de octubre.

En su posicionamiento, la casa de estudios le puso su tapabocas cuando sostuvo que en sus aulas se privilegia la libertad de cátedra para formar ciudadanos sin ideologías impuestas.

Dicen que del cielo matrimonio y mortaja bajan, para López sus divorcios le traen cada vez más tapabocas.

#TÚQUÉDICES